fbpx Skip to main content

Es posible que haya visto descargos de responsabilidad en las marcas de suplementos que dicen: “Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos”. Eso es porque la FDA no tiene la autoridad para evaluar suplementos. Lo ayudaremos a comprender la aprobación de la FDA para suplementos y el papel de la agencia federal en la protección de su seguridad cuando se trata de vitaminas.

¿Qué es la FDA?

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) es la agencia federal de los EE. UU. que regula ciertos alimentos, medicamentos, cosméticos y productos médicos. La FDA regula productos por un valor aproximado de $ 1 billón cada año y emplea a más de 14,000 personas que inspeccionan la producción de alimentos y medicamentos.

Los alimentos que come, los medicamentos que toma, los cosméticos que usa: la FDA verifica la seguridad y la eficacia de la mayoría de estos productos. (La FDA no regula la mayoría de los productos cárnicos y avícolas, que están regulados por el Departamento de Agricultura de EE. UU.).

No todos los productos reciben el mismo trato: la autoridad reguladora de la FDA depende de la categoría del producto. Por ejemplo, la FDA tiene más autoridad para regular los medicamentos, como las drogas farmacéuticas, que el maquillaje que usas o la comida en tu cocina.

Historia y orígenes de la FDA

La FDA comenzó en 1906 después de una década de presión para que el gobierno comenzara a monitorear la seguridad de los medicamentos vendidos en Estados Unidos. Con la Revolución Industrial llegó la producción y distribución a gran escala de alimentos y medicinas en todo el país. Empresas de todo tipo hicieron afirmaciones generales sobre los beneficios de sus productos con eslóganes exagerados, y los consumidores tenían muy poca idea de los ingredientes que contenían estos productos.

En este punto, el gobierno federal tenía una participación limitada en la regulación de medicamentos y alimentos. Los fabricantes se aprovecharon y usaron aditivos para enmascarar el sabor de los alimentos en mal estado o las carnes caducadas. Algunas medicinas patentadas añadían sustancias como morfina o cocaína a sus productos, que no tenían ningún beneficio médico para sus clientes aparte de sus efectos eufóricos.

El químico estadounidense Harvey Wiley lideró el movimiento por una agencia reguladora que monitorearía y regularía la producción de alimentos y medicamentos, por temor a la seguridad pública. El punto de inflexión llegó con la publicación de The Jungle de Upton Sinclair, una exposición reveladora de las inquietantes condiciones de las fábricas de Estados Unidos.

El gobierno federal aprobó la Ley de alimentos y medicamentos puros de 1906, que incluía la fundación de la Administración de alimentos y medicamentos para supervisar la seguridad de los productos. Aunque la FDA ha recibido muchas críticas durante el último siglo, también ha tenido éxito en la protección de la salud pública.

¿Cuál es el papel de la FDA en la industria de los suplementos?

La Ley de Educación y Salud de los Suplementos Dietéticos de 1994 (DSHEA) define la autoridad de la FDA para monitorear la industria de los suplementos. La FDA regula los suplementos dietéticos bajo un conjunto diferente de regulaciones que los alimentos y medicamentos “convencionales”.

¿Qué es un suplemento?

Tal vez haya tomado vitaminas como el zinc o la vitamina C para ayudar a superar un resfriado. Tal vez use creatina para mejorar el rendimiento de su entrenamiento. O bien, puede tomar Ginkgo biloba , que se encuentra en NeuroQ Memory & Focus, para pensar con más claridad y mejorar la salud del cerebro. Todos estos entran en la categoría de “suplemento dietético” según la FDA.

La Ley de Educación y Salud de los Suplementos Dietéticos de 1994 (DSHEA) define la autoridad de la FDA para monitorear la industria de los suplementos. Según la ley, un “suplemento dietético” es un producto que mejora la dieta , como vitaminas, minerales, hierbas, aminoácidos y enzimas. Los suplementos generalmente vienen en forma de tabletas, cápsulas, geles blandos, cápsulas de gel, polvos y líquidos.

¿Los suplementos están aprobados por la FDA?

Ningún suplemento está aprobado por la FDA, pero la FDA aún los regula.

La FDA regula los suplementos dietéticos bajo un conjunto diferente de regulaciones que los alimentos y las medicinas. De acuerdo con las regulaciones de la FDA, los fabricantes y distribuidores de suplementos son responsables de las pruebas de calidad de sus productos.

La FDA también supervisa el etiquetado y la comercialización de los suplementos. Las etiquetas dietéticas deben incluir el nombre y la información de ubicación de su fabricante o distribuidor. La FDA puede retirar los suplementos dietéticos del mercado si se determina que son dañinos o si hace afirmaciones falsas o engañosas sobre un producto.

Algunos suplementos están clínicamente probados para mejorar la salud. Proporcionan vitaminas y minerales vitales para ayudar a su cuerpo a funcionar de la mejor manera. Complementan su dieta con nutrientes importantes que quizás no obtenga de los alimentos que come. Aunque los suplementos tienen muchos beneficios para la salud, las regulaciones de la FDA restringen que las marcas afirmen tratar, diagnosticar, prevenir o curar enfermedades.

Suplementos de seguridad

  • Sigue la ciencia. Cuando compre suplementos, busque estudios clínicos que revisen la eficacia de los ingredientes.
  • Haz tu investigación. Realice una búsqueda en línea de la marca para encontrar comentarios negativos o controversias en torno a ese suplemento.
  • Pregúntele a su médico. En caso de duda, hable con su proveedor de atención médica sobre la seguridad de un producto, especialmente si desea tomar el suplemento por un problema de salud o con medicamentos actuales.

Obtenga más información sobre los resultados de nuestro estudio clínico.

¡Obtenga NeuroQ ahora!